EL COMIENZO

No sé muy bien como, en una noche en vela, me puse a tontear con el fieltro, se me pasó la noche volando y de una cosa fuí a otra.

Me picó la curiosidad, me puse a cotillear por estos interneses del demonio y me entró el gusanillo.

Como intento no mezclar churras y merinas, pensé que podía mostrar mis pequeños hobbies en un sitio paralelo a mi habitual blog de cocina.

Cocinar cocino a diario, pero las "manualidades" requieren un tiempo extra, y seguramente el ritmo de este blog no será tan dinámico como el de cocina, por eso pido paciencia si este rincón a veces se me llena de telarañas.

Lo empiezo con fieltro pero sabe Dios con qué más lo seguiré...

¡¡Arrancamos!!!

viernes, 19 de septiembre de 2014

#QUieroSerUnRunner y ni yo me creo que haya llegado al tercer día

DIA 3:

Dia 3, me parece mentira.
Vencí mis ganas de dejar pasar un día , descansar y seguir el siguiente... todo porque G. vino del trabajo y se calzó las deportivas. Si él puede , ¡yo también!

Después de la mala noche que volví a tener, al levantarme tenía bastantes agujetas y muy pocas esperanzas de poder volver a correr a la noche.

Estuve leyendo por ahí consejos sobre corredores principiantes y con poca fuerza de voluntad.

Aconsejan que te hagas una imagen mental de lo que quieres para ti, para tu cuerpo, que busques una frase evocadora, inspiradora y positiva y te la repitas una y otra vez mentalmente, como un mantra:

"He podido con cosas muy duras, y podré con esto"
"Vamos, correr un poco más no va a matarte, si un derrame cerebral no te mató, correr un poco más no lo va a hacer"

Es increíble lo fácil que es tirar la toalla.
Durante todo el día he tenido pensamientos para hacerlo, como ese diablillo y ese ángel de los dibujos animados, uno a cada lado de mi cabeza:
-  "esta noche no vas a poder correr" dice el diablillo, ,"bueno llegado el momento ya se verá" dice el ángel
-" te sobra kilos, quizás sería mejor perder los kilos y entonces correr", "si te sobran kilos, lo mejor será que complementes la dieta con el ejercicio"
- "bueno, no pasa nada, se deja para el próximo día", "si, si pasa, sabes que si lo dejas un día, mañana te saldrá otra excusa, y no correrás más"
... Y así todo el rato, mil excusas...
Que hija de puta es la mente humana...

Llegado el momento ... veo a G. calzarse los zapatos y hago lo mismo, me pongo a lio.

Hoy corremos seis series  como ya digo, de 4 min. andando y uno corriendo.

Me doy cuenta que recupero el ritmo de la respiración mucho más rápido que ayer, y que anteayer... y que ahora no me falla la respiración, más bien son los músculos que hay arriba de las rodillas los que se me están cargando, ¿cómo puñetas se llaman? creo que se llaman vastos... vasto interno y externo. La madre que parió a los vastos...

Aún asi, conseguimos superar el minuto corriendo el algunos segundos más, todas las veces.
Unas veces son en 18 seg. , otras en 10, pero en todas superamos el minuto.
Se supone que para la semana que viene tendremos que correr 2 minutos, asi que habrá que mentalizarse.

Llegamos a casa y como los dos días anteriores, estirar, baño en la piscina , ducha y a cenar.

No he tomado café a la tarde, quiero dormir. Además me tomo un paracetamol para irme a la cama.

G. me dice que quizás lo que tengo es un "subidón" de endorfinas, y pienso que puede ser verdad, porque la sensación que tengo cuando estoy intentando dormir, es de "ganas de levantarme y hacer muchas, muchas cosas"

Hoy, ya adelanto, que he conseguido dormir.
Al levantarme, otra vez he tenido la sensación de que no podría volver a correr , pero durante el día se me han ido pasando un poco las agujetas, y quizás si salga.

Leí que además de repetirte la frase mental "mantra", también es bueno correr con música, yo eso no lo hago pues me agobian los auriculares en las orejas. Como sustituto llevo todo el rato a G. hablándome, que no sé como el puñetero puede correr y hablar... yo aún me ahogo.
Asi que  hoy dejo algo de música chula para correr.

jueves, 18 de septiembre de 2014

#QuieroSerRunner 2º día

DIA 2:

En mi primer día de entrenamiento pasé una noche de perros.
No sentía dolor en las piernas, sólo un poco de cansancio, más bien era como... un estado de ansiedad, unas ganas de levantarme y seguir haciendo cosas.
Pensé que se debía al mismo cansancio, como esa veces que estás tan, pero tan cansada que no puede coger el sueño.
Sorprendentemente me levanté bien, como si hubiese dormido toda la noche del tirón, y aunque con las piernas cansadas, nada que no se pudiese soportar.

Nuestro plan de entrenamiento aconseja hacer ejercicio, dia sí , dia no, pero G. se empeña en que esta noche saldrá a correr , de seguido.
Y yo le digo que si él sale, yo también.
Realmente tengo miedo de quedarme sola en el empeño, que me dé el bajón y lo deje

Empezamos el entrenamiento y  noto que mi respiración es menos agobiada que la de ayer.
Ayer no podía perder la concentración al respirar 
Esta vez ha sido algo mejor, y llegamos a nuestro objetivo mucho mejor, bueno , en palabras de G. " llego tan fresco".
Yo no llego tan fresca, pero ya no parezco un toro pidiendo que lo apuntillen.

Además hemos añadido una serie más, andamos 4 minutos más y corrimos otro 

Ya adelanto que esa noche la pasé también en blanco, no hay forma de coger el sueño, es preocupante ya que yo duermo como un lirón.
Voy a dejarme el café de la tarde, necesito dormir.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

#QuieroSerRunner

Ya sé que nada tiene que ver esta entrada con las manualidades, pero tengo deseo de expresar mis sentimientos, y ya que tengo este espacio paradito, lo voy a aprovechar para plasmar lo que siento.

DIA 1:

Me he propuesto ser runner, no es que quiera ser una gran runner pero necesito alcanzar alguna meta, ver si puedo hacerlo, debe ser la crisis de los "pasadolos45"...


Con esto de tener un niño que practica atletismo, e ir a tanta carrera, a una le pica el gusanillo y se pregunta una y otra vez "Porqué yo no?"

Primer día de entrenamiento:
G. , mi sufrido esposo, me comenta que quiere empezar a moverse, que aunque nos pusimos a dieta y perdimos algunos kilitos ya, nota que las carnes se el están cayendo y que está perdiendo masa muscular.
G. quiere prepararse y correr, quiere empezar y conseguir terminar una carrerita, algo no muy grande pero que sea todo un logro. Me dice que quiere empezar ya para ver si consigue hacer la San Silvestre.
Yo le digo que me apunto.

G. y yo salimos a la noche, antes de cenar, nos ponemos el pantalón y los deportivos y empezamos a estirar. ( A estas edades, las posturitas de  los estiramientos resultan ridículas, se ve chulo con cuerpazos, pero con cuerpoescombros..., me quito estos pensamientos negativos de la cabeza y estiro)

 Estoy animada, sé que va a ser duro, no hago deporte desde... desde hace 46 años, y tampoco es que fuese una atleta.
Empiezo guiada por G. , él dice que la primera semana haremos cuatro series de, 4 minutos andando a paso ligero y un minuto correr.
A mi un minuto de correr ya me parece demasiado, pero no digo nada.

Acabamos los estiramientos y pulsa el cronómetro, vamos a paso bien rápido, asi se nos calientan las piernas.
Antes de que me de cuenta los cuatro minutos están a puntito de finalizar  y G. me dice -¿preparada?, vamos a correr.
Empiezo mi primer minuto como runner!!

Intento aprender a sincronizar mi respiración, no tengo que coger aire por la boca o terminaré hiperventilando y agotada antes de tiempo. Que minuto más largo.....
El primer minuto tengo que terminarlo a los 50 segundos, , G. lo termina bien, pero yo creí que me desmayaba por falta de oxígeno.

Seguimos andando los cuatro minutos correspondientes, y a mi me sirven para coger otra vez aire y conseguir tener buena respiración cuando... ya toca el segundo minuto.
Hay un tramo de cuesta hacia abajo, bien!! , termino mi minuto  con menos dificultad.
Los otros dos minutos de correr los acabo, jodida, pero los acabo.
G. dice que él ha ido sobrado y que podría haber empezado algo más fuerte, yo me cago en su estampa.
Terminamos el entrenamiento, estiramos y a la piscina de cabeza, es una suerte tener piscina y que haga buen tiempo, el agua fría relaja y se agradece.
Esa noche no puedo dormir. No sé si es el cansancio, el dolor de piernas, el café de la tarde, o todo junto, pero paso una noche de perros.

Mañana no sé si podré correr....